Archive for the ‘Natura’ Category

h1

Los incendios contaminan mucho más de lo que se creía

18 junio , 2017

incendios-forestales_0

Los ecosistemas forestales se ven seriamente perturbados por los incendios. Pero, ¿hasta dónde llega este alcance?

MUY INTERESANTE

Una investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia (EEUU) ha concluido que los incendios forestales del verano aumentan la contaminación atmosférica considerablemente más de lo que se creía anteriormente.

La madera quemada en los incendios lanza al aire lo que conocemos como partículas finas o partículas en suspensión, más pequeñas que las partículas gruesas y que pasan al aire a una velocidad tres veces mayor que los niveles observados en los inventarios de emisiones de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. Las partículas microscópicas que forman los aerosoles son un peligro para la salud humana, particularmente para los pulmones y el corazón.

«La combustión de biomasa produce mucha contaminación, realmente mala para respirar desde el punto de vista de la salud», comenta Greg Huey, líder del trabajo publicado en la revista Journal of Geophysical Research: Atmospheres. Y es que las partículas, algunas de las cuales contienen oxidantes que causan daño genético, están en los aerosoles resultantes y pueden desplazarse largas distancias hacia zonas pobladas.

Por si esto fuera poco, el estudio pone sobre la mesa la presencia de otros productos químicos en el humo de los incendios forestales, muchos que jamás se habían detectado, y eleva las emisiones anuales estimadas de partículas significativamente.

Los datos anteriores de la Agencia de Protección Ambiental se habían basado en muestras de tomadas en incendios controlados e iniciados por profesionales forestales. Medir la contaminación desde el cielo, directamente en medio de un incendio forestal, no había sido posible hasta ahora.

Para llegar a estas conclusiones, varias misiones de investigación se sumergieron en los penachos de tres grandes incendios forestales, incluyendo ‘Rim Fire’, el incendio que se inició el 17 de agosto de 2013 y se convirtió en el tercer incendio más grande en la historia de California (EEUU) Los investigadores, en colaboración con aviones de la NASA y el Departamento de Energía de Estados Unidos consiguieron medir las sustancias químicas y las partículas del humo de los incendios en tiempo real.

«En realidad fuimos a medir, justo encima del fuego, todo lo que estaba saliendo», comenta Huey.

En total, más de una docena de universidades y organizaciones participaron en la recolección de datos o análisis. «Se espera que este documento sirva como base para la próxima misión de monitoreo químico de incendios de la NASA», dijo Huey.

h1

¿Cuál es el árbol más alto del mundo?

4 junio , 2017

El árbol con el diámetro de tronco más grande es el Árbol del Tule pero, ¿y el que alcanza más altura?

MUY INTERESANTE

Entre las curiosidades científicas más llamativas que podemos observar directamente en la naturaleza se encuentra el árbol más alto del mundo. ¿De qué especie se trata y dónde se encuentra? Es «Hyperión», un árbol originario de California perteneciente a la familia de las Secuoyas. Concretamente se trata de una Sequoia sempervirens (secuoya roja o secuoya de California), especie que fue descubierta en 2006 por dos excursionistas en el Parque Nacional Redwood, al norte de San Francisco (California).

Hyperión

El nombre de Hyperión se debe a la mitología griega, donde uno de los hijos de Gea (diosa de la Tierra) y Urano (dios del Cielo), Hyperión (que significa «el que mira desde arriba») representaba al Titán más alto de entre todos los titanes. Gea y Urano fueron los padres de la primera generación de Titanes.

Y es que Hyperión es más de 20 metros más alto que la estatua de la libertad de Nueva York (EEUU). Mide 115,55 metros de altura y no para de crecer. Se calcula que posee unos 526.69 metros cúbicos de madera y unos 700-800 años de antigüedad. Su ubicación exacta no ha sido revelada públicamente para evitar que el tráfico de turistas pueda alterar el ecosistema en el que habita este gigante natural.

Respecto al árbol con el diámetro de tronco más grande del mundo (14.05 metros de diámetro), el Árbol del Tule, se desconoce su edad pero podría tener más de 2.000 años. En la sombra de este magnífico árbol caben aproximadamente 500 personas.

Árbol de Tule

h1

¡¡¡Caza NO!!!

21 mayo , 2017

Arrimaros sin espantarlos e intentar
hacer la foto con el móvil…

¡Esto sí que suelta adrenalina y
no la crueldad innecesaria de la caza!
Y después largarse,
sin molestar.

cazar no

h1

El antepasado de la ballena barbada se alimentaba por succión

13 mayo , 2017

Mystacodon

Agencia SINC
11 mayo 2017

Científicos del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales han hallado en la cuenca del río Pisco (Perú) el fósil de una nueva especie de ballena que supondría el paso evolutivo entre las ballenas arcaicas, los basilosáuridos, y las ballenas barbadas (misticetos).

La gran diferencia se encuentra en la dentadura. Este espécimen tenía dientes y se alimentaba por succión. Perseguía y cazaba a sus presas, succionándolas en su gran boca, mientras que los basilosáuridos eran cazadores activos con bocas que servían para morder y atacar, similares a las orcas.

Los misticetos, sin embargo, se alimentan por filtración. En lugar de dientes tienen unas fibras de queratina llamadas comúnmente ‘barbas de ballena’. La ballena barbada se alimenta de pequeños animales marinos, como los camarones, que se quedan atrapados en esas ‘barbas’.

La nueva criatura vivió en el Eoceno Tardío, hace unos 36,4 millones de años, según los investigadores. Teniendo en cuenta el ejemplar desenterrado, estos animales medirían unos 3,75 y 4 metros de largo. Por sus dientes, los paleontólogos lo han bautizado como Mystacodon selenensis (misticeto dentado), en el estudio que se publica esta semana en la revista Current Biology.

«Este hallazgo llena el gran vacío en la historia de este grupo animal, y da pistas sobre la ecología de los primeros misticetos», explica el paleontólogo y coautor del estudio Olivier Lambert, del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales.

Los científicos creen que el Mystacodon representa el paso intermedio entre la caza y la alimentación por filtración, y entre los antiguos basilosáuridos y los misticetos modernos.

h1

Herencia letal

22 abril , 2017

Día Tierra

Ya que hoy, 22 de abril, es el Día de la Tierra, fecha internacional escogida para concienciarnos sobre la existencia de los seres vivos en nuestro planeta y en defensa de la naturaleza. Ya que de momento es el único lugar del Cosmos en el que sabemos que hay vida. Me viene a la cabeza una canción de los inolvidables Barón Rojo del año 1983, cuando sacarón su tercer álbum, Metalmorfosis.

Al principio salió una edición limitada, con dos temas extras —que más tarde sólo estaban en edición Single—, y que en ediciones posteriores del Lp y el CD no salieron, Invulnerable (al final de la cara B) y el tema que nos interesa: Herencia letal (al final de la A).

Metalmorfosis

Herencia letal tiene una letra con clara denuncia ecologista de cómo se destruyen nuestros ecosistemas en aras de los beneficios económicos. Y nos avisa de las posibles consecuencias si no respetamos nuestro mundo natural, que es el nuestro.

LETRA de Herencia letal

Eres un hombre de habilidad piensas con vanidad,
y contaminas para aumentar la rentabilidad,
el mundo es sólo una transacción que te enriquecerá.
Si lo sabes manejar.

Dicen por ahí por protestar que no se puede respirar,
en tu jardín no hay polución eso es una exageración,
lo que coméis es de calidad y sin adulterar.
Se envenenan los demás.

Si sufres una mutación debido a una intoxicación…
No te extrañe.
No, no te extrañe.

Tus hijos van a un colegio inglés eso es de gente bien,
y te preocupa su educación y su moralidad.
¿Quieres forjar su porvenir, qué pensarán al descubrir
que su herencia era mortal?

Si tu ambición hace del mar un basurero nuclear,
y el equilibrio natural se hace desolación.
No te extrañe que no puedas sobrevivir.
No te extrañe que el desastre te alcance a ti, ¡eh!

Quemas los bosques para elevar el precio del papel,
llevas especies a su extinción para robar su piel,
vendes las armas de tu arsenal siempre al mejor postor,
y a lograr la producción.

Si alguna vez oyes decir que alguien quiere resistir,
piensa que puede fracasar tu avaricioso plan.
No te extrañe, que no puedas sobrevivir.
No te extrañe, que el desastre te alcance a ti, ¡no!

No te extrañe que no puedas sobrevivir.
No te extrañe que algún día te toque a ti.
No te extrañe ser odiado por los demás.
No te extrañe que tu imperio termine mal.
No te extrañe que te alcance la destrucción.
No te extrañe…

h1

El ataque de los buitres asesinos

8 abril , 2017

buitres leonados

Por MAURICIO ANTÓN

Junto con la expansión apocalíptica de los lobos y los ataques al ganado por meloncillos y cuervos sedientos de sangre, una de las leyendas que más cuerpo está cobrando en la pseudo-zoología ibérica contemporánea es la de los «buitres asesinos». Se viene argumentando que la escasez de carroñas en el campo a raíz del mal de las «vacas locas» ha llevado a generaciones de buitres a vivir al límite de la inanición, haciéndoles más agresivos que nunca y proclives, en su desesperación, a comportarse como depredadores activos y atacar a reses vivas. Un relato atractivo pero que contraviene conceptos básicos de la ciencia. Para empezar, el buitre es un carroñero especializado, carente de las garras y el pico afilados que permiten a las águilas dar muerte a sus presas, y esa especialización, desde el punto de vista evolutivo, no tiene vuelta atrás. Un buitre no puede matar a una oveja como no quiera hacerlo a besos. Y para continuar, si una población de buitres se enfrenta a una escasez de recursos continuada, el resultado inmediato no será un cambio en el nicho ecológico de esta especie (definido por millones de años de evolución) sino que cada año sobrevivan menos pollos, hasta que la población se ajuste a los recursos disponibles. Sin embargo, existe al menos una publicación científica de prestigio que parece desafiar estos hechos y ha contribuido a propiciar la leyenda de los buitres asesinos.

En una carta a Nature de 2011 titulada «European vultures’ altered behaviour» (o sea, «El comportamiento alterado de los buitres europeos»), Margalida, Campión y Donázar afirmaban que «los buitres leonados de España y el Sur de Francia se han convertido en matadores de ganado, según las numerosas denuncias recibidas por las autoridades». Esta primera frase del artículo ya hace saltar las alarmas: ¿un hecho científico queda establecido por la cantidad de denuncias? Según esa lógica, la cantidad de denuncias a la Inquisición demostraría sin duda que las brujas no sólo abundaban en la Europa medieval, sino que además volaban con más maniobrabilidad que los buitres ahora tan temidos. Esto no impide a los autores de la carta hablar de la necesidad urgente de dialogar con los ganaderos para solucionar este «conflicto emergente».

Esta carta significó un espaldarazo para el concepto de los buitres como cazadores de ganado con todas sus implicaciones políticas, pero prácticamente no ofrecía detalles científicos. Para encontrar más datos habría que esperar a la publicación de un estudio más técnico de los mismos autores en la revista Oryx en 2014, con el intimidatorio título de «Vultures vs livestock: conservation relationships in an emerging conflict between humans and wildlife». En dicho estudio encontramos la siguiente frase: «La caza oportunista de pequeños y medianos vertebrados se ha reportado como frecuente en el caso de algunas especies de buitres del Nuevo Mundo pero sólo de manera ocasional en buitres del Viejo Mundo. Los buitres leonados, sin embargo, son carroñeros obligados, especializados en el consumo de carroñas de grandes ungulados» (la traducción y las cursivas son mías). Dicho en otras palabras, no existe ni un solo reporte científico de un buitre leonado cazando presas vivas, y el artículo de Margalida y coautores tampoco lo aporta. Al fin y al cabo, si pudiese incluir un reporte semejante, no sólo publicaría en Nature sino que su foto saldría en la portada. ¿En qué datos se basa entonces el artículo en cuestión? Muy sencillo: en la comparación entre la cantidad de denuncias presentadas y las aceptadas, donde aquellas aceptadas por la administración se cuantifican como ejemplos de ataques reales.

¿No se les ocurre a los autores pensar que la aceptación por parte de la administración de una denuncia puede obedecer a criterios políticos y sociales tanto o más que a criterios técnicos? Sin duda que se les ocurre, y por ello se apresuran a admitir que la «falta de datos científicos» es un factor agravante de este «conflicto» entre buitres y ganadería. Postular un cambio en el comportamiento de alimentación de los buitres como origen de este conflicto es una hipótesis totalmente gratuita, especialmente si tenemos en cuenta las circunstancias que describen los autores como típicas de los supuestos ataques: éstos coinciden casi siempre con el parto de las reses abandonadas en el campo. ¿No es más razonable entonces pensar que el incremento en las denuncias refleja una combinación de dos factores, a saber, el aumento de la presencia de reses sin custodiar que dan a luz en el monte, y el conocimiento de que la administración está dispuesta a compensar las bajas tras la aportación de simple evidencia circunstancial?

El artículo en cuestión dibuja un escenario de conflicto creciente que requeriría complejas estrategias de diálogo entre sectores enfrentados (¡el paraíso para los políticos!), pero lo cierto es que una medida tan elemental como la custodia de las reses a punto de parir acabaría de un plumazo con las correspondientes bajas en la cabaña ganadera, con las denuncias, con el coste de las indemnizaciones, y con la espeluznante amenaza de los venenos a la que también se alude en el artículo. Lo cierto es que tras leer el texto atentamente y de cabo a rabo, queda claro que en él no se describe una realidad biológica, sino una situación sociopolítica en la cual el comportamiento real de los buitres tiene una incidencia mínima y de hecho es una simple excusa. Por desgracia, para llegar a estas conclusiones es necesario leer los artículos completos, mientras que las versiones comprimidas (como la carta a Nature) o directamente distorsionadas (como los titulares de prensa que acompañaron a la publicación en su momento) contribuyen a crear una ficción que se va asentando, no ya en contra, sino al menos parcialmente debido a la labor de algunos científicos.

En última instancia, la realidad más determinante en toda esta historia es el poder perverso de las compensaciones económicas por daños (y esto se aplica por igual a buitres o lobos) para desfigurar más allá de toda proporción las relaciones entre la sociedad y el patrimonio natural. Lo que es urgente no es tanto el enésimo diálogo entre sectores para retocar los montos y condiciones de las compensaciones, si no la implementación de un modelo alternativo que incentive la convivencia con la fauna sin eliminar, como hace el modelo actual, la motivación para proteger el ganado.

LOBO MARLEY
7 abril 2017

h1

Un estudio alerta de que las mejoras tecnológicas amenazan a la pesca

30 marzo , 2017

emperadorpescado

LAINFORMACION.COM
27/03/2017

Avisa de que se podría haber superado el pico máximo de captura mundial.

Un estudio liderado por el investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) Eric Galbraith ha alertado de que la futura mejora de las tecnologías pesqueras suponen una amenaza para la pesca global.

El análisis ha determinado que podría ser una amenaza «aún más grande» que el cambio climático, según ha determinado el trabajo utilizando un nuevo modelo de ecosistema biofísico, basado en principios metabólicos simples y limitado a los registros de captura de pescados proporcionados por los gobiernos de todo el mundo, según ha informado la UAB este lunes en un comunicado.

En este sentido, el coautor del estudio e investigador de la Universidad del Quebec, David Carozza, ha indicado que «los precios históricos del pescado han sido notablemente estables», descartando que esta sea la causa, y ha añadido que hallazgos previos han apuntado a que ha habido una mejora enorme en la eficiencia de la pesca como explicación al incremento sufrido en el siglo XX.

Este progreso ha provocado que la población restante de pescados no se pueda reproducir a la misma velocidad que su caza y la pesca podría estancarse con un exceso de pescadores y barcos que podría llevar al colapso, por esta razón otro coautor del trabajo, de la Universidad de California en Los Ángeles, Daniele Bianchi, ha avisado que «podrían haber superado recientemente el pico máximo en la captura mundial».

Los responsables de la investigación han sugerido una regulación de la pesca como por ejemplo hacer seguimiento de las flotas pesqueras mediante satélite y el rastreo genérico de pescados.

Aun así, han matizado que en el estudio «no todo son malas noticias», ya que ha demostrado que ante el peor escenario de emisiones de CO2 las capturas mundiales de este animal podrían mantener los niveles actuales a lo largo del siglo XXI.

Este análisis es el primero que evalúa el impacto del futuro incremento de la tecnología, que podría tener sobre la pesca global y que este lunes se ha publicado en ‘Nature Communications’.