Archive for the ‘Natura’ Category

h1

Los ‘árboles de la vida’ están muriendo y nadie sabe por qué

17 junio , 2018

baobabs

Estos árboles se han alzado sobre la sabana africana durante siglos pero su reloj casi inmortal, está comenzando a desvanecerse.

MUY INTERESANTE

El árbol baobab (Adansonia), también conocido como el «Árbol de la vida», tiene una apariencia difícil de olvidar. Se encuentra en las regiones de la sabana de África, Madagascar y Australia. Los árboles forman un tronco muy grueso y ancho y pueden llegar a tener miles de años y desarrollar huecos tan grandes en el interior, unas cavidades tan descomunales que incluso hay uno que alberga un bar en su interior (Sunland Baobab).

Pero el citado árbol, el Sunland baobab, de más de 1.000 años de antigüedad, aparentemente el árbol más grande de África, se «derrumbó» el año pasado. Otro famoso baobab, el árbol Chapman en Botswana, también colapsó en 2016.

Según sugiere un nuevo estudio científico publicado en Nature Plants, algo similar les está sucediendo a los baobabs más grandes y antiguos de todo el mundo en «un evento de una magnitud sin precedentes».

El estudio, realizado por Adrian Patrut de la Universidad Babes-Bolyai (Rumania) y un grupo internacional de expertos, concluyó que en los últimos 12 años, «9 de los 13 árboles más antiguos y 5 de los 6 más grandes han muerto, o al menos sus partes más antiguas; los tallos colapsaron y murieron», exponen los autores.

Hablamos de una pérdida trágica, teniendo en cuenta la historia y la cultura asociadas a estos árboles, que también son una fuente clave de alimentos para los seres humanos. El baobab «es famoso porque es la angiosperma más grande, y es el árbol más emblemático de África», aclara Patrut.

baobabs2

Una estructura única

Los investigadores han estado examinando los árboles desde 2005 y han desarrollado una teoría de cómo crecen, a la vez que han documentado estas pérdidas irreparables de la naturaleza.

La clave esta en que los baobabs más grandes tejen múltiples tallos de árboles alrededor de una pequeña «cavidad falsa», y esto es lo que les da su estructura única. Estos tallos también pueden crecer juntos, lo que conduce a una característica extraña en la que, creciendo hacia afuera desde el centro de la cavidad, la madera puede envejecer por un tiempo, en lugar de hacerlo más joven, como normalmente se podría esperar.

«Esta es una característica única del baobab africano y de todos los árboles baobab», dijo Patrut, quien ha fechado diferentes partes de los árboles usando métodos de datación por radiocarbono.

Los autores afirman que los árboles más grandes son los más vulnerables, achacan como posible responsable al cambio climático, aunque el estudio en sí dice que «se necesita más investigación para apoyar o refutar esta suposición»

«Los árboles más grandes, necesitan más agua y nutrientes que los árboles más pequeños, y son los más afectados por el aumento de la temperatura y la sequía», expone Patrut.

Este estudio descarta, al menos para los árboles más viejos, que sus muertes hayan sido causadas por una epidemia de un hongo o similar.

Las muertes son «una modificación importante en el ecosistema y la integridad de la biodiversidad», sentencia el investigador.

Anuncios
h1

Los patitos del Pisuerga

9 junio , 2018

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid damos un paseo por su orilla. Por lo menos hay zonas donde se mantiene su bosque soteño, aunque alguién diga que los árboles tapan la visión del río, un río sin su vegetación ribereña no es un río. El río es vida rodeada de vida y no el simple cauce de un canal. Y ante nuestros ojos vimos a estos pequeños amiguitos.

h1

Las consecuencias de la extinción de la megafauna

4 marzo , 2018

Agencia SINC
2 marzo 2018

Durante cientos de millones de años, los grandes vertebrados (megafauna) han habitado la mayoría de los ecosistemas de nuestro planeta. Pero coincidiendo con el inicio de la civilización humana, sobre todo durante el Pleistoceno tardío y el Holoceno temprano, la Tierra experimentó un episodio de rápido incremento en la extinción de estos grandes vertebrados terrestres. Los investigadores comienzan a entender las funestas consecuencias que la pérdida de estos animales está provocando en los ecosistemas naturales. Muchas de sus funciones ecosistémicas se han perdido.

Este es el tema que ha escogido para su último trabajo el grupo Divulgare, una plataforma de divulgación científica creada en el Laboratorio de Ecología y Evolución de la Universidad de Vigo.

h1

La Tierra se está quedando sin musgos, algas y líquenes

1 marzo , 2018

musgos liquenes

Agencia SINC
26 febrero 2018

Las algas, los líquenes y los musgos —conocidos como las cortezas biológicas del suelo o biocortezas— cubren en la actualidad 18 millones de km2 de suelo en el 12% de la superficie terrestre total, la mayoría regiones áridas del planeta. Sin embargo, el área cubierta por estas comunidades podría disminuir hasta un 40% para 2070 debido al cambio climático y al cambio en el uso del suelo.

Esta es la principal conclusión de un estudio publicado hoy en la revista Nature Geoscience y liderado por Emilio Rodríguez-Caballero, investigador de la Universidad de Almería y el Max Planck Institute for Chemistry (Alemania). Los científicos analizaron 500 estudios en los que identificaron 18 factores que determinaban qué zonas son más adecuadas para la formación de las biocortezas.

Al combinar estos datos con las proyecciones del clima y del uso de la tierra, los autores confirmaron que en el futuro habrá una disminución en la disponibilidad de esas áreas apropiadas para el crecimiento de estos vegetales, que ayudan a controlar el movimiento del agua en los suelos y, por extensión, afectan el ciclo de nutrientes y la biodiversidad local.

h1

Un pajarillo muy listo

24 febrero , 2018

carbonerillos

Por FÉLIX RODRÍGUEZ DE LA FUENTE

Los páridos son pájaros muy inteligentes y con una clara tendencia innata a investigar el interior de todas las cosas. Cuando hace unos años se impuso en Inglaterra la costumbre de dejar por la mañana las botellas de leche llenas en la puerta de las casas de campo, para que fueran recogidas allí por los consumidores, un carbonero, o quizá una pareja de carboneros, sin duda algo más inteligente que los demás, aprendió enseguida a levantar el tapón de papel y beber del contenido. Muy pronto sus congéneres de la misma población sabían hacerlo a su vez, y la costumbre, como cualquier tradición cultural, se fue extendiendo radialmente desde su punto de origen hasta el extremo de que, en poco tiempo, carboneros de toda Inglaterra bebían, por las mañanas, la leche de las botellas que habían sido dejadas en las puertas.

ENCICLOPEDIA SALVAT DE LA FAUNA
(1970)

h1

Día Mundial de los Humedales

2 febrero , 2018

v30

El 2 de febrero es el Día Mundial de los Humedales, fecha en que se firmó en 1971 el Convenio sobre los Humedales, a orillas del mar Caspio, en la ciudad iraní de Ramsar.

Uno de los principales logros de este Convenio, también llamado Ramsar, ha sido la creación de la lista de humedales de importancia internacional. Dicha lista está compuesta por 2.293 humedales de 169 países con una superficie de 225.418.823 hectáreas.

España se adhirió al Convenio el 4 de septiembre de 1982, y hasta la actualidad (enero 2018) ha incorporado a la Lista de Humedales de Importancia Internacional 74 zonas húmedas con una superficie de 303.090 hectáreas entre las que destacan parques nacionales como Doñana y Tablas de Daimiel y lagunas como Villafáfila y Gallocanta.

Sin embargo, para Ecologistas en Acción resulta evidente la grave situación en que se encuentran la mayoría de nuestros humedales, los cuales durante siglos han sido considerados como eriales y zonas insalubres, por lo que fueron objeto de continuos planes de desecación. Concretamente en las últimas décadas han desaparecido el 60% de las zonas húmedas del Estado español, debido a desecaciones y ocupaciones producidas por la actividad agrícola, la extracción de aguas fluviales y subterráneas, los vertidos de aguas contaminadas y residuos, y la construcción de infraestructuras de transporte y urbanizaciones en sus márgenes.

La mayoría de las zonas húmedas de importancia internacional, protegidas por el Convenio Ramsar, cuentan además con otras figuras de protección (parque nacional, parque natural o ZEPA), pese a lo cual sufren graves problemas de conservación.

Casi la mitad de las zonas húmedas se encuentran gravemente alteradas. Especialmente afectados se encuentran los humedales costeros, ya que buena parte de ellos fueron en su día ocupados en las ampliaciones de poblaciones, por infraestructuras turísticas y carreteras. Pero también los humedales interiores están muy alterados, principalmente por los cultivos, ya que una cuarta parte de los humedales están rodeados de cultivos y un 20% de ellos se encuentran cultivados parcial o totalmente. Otra grave amenaza es la mala regulación hídrica, ya que casi un 10% de los humedales dependen de acuíferos sobreexplotados.

Las Tablas de Daimiel, posiblemente la zona húmeda más importante del Estado español junto con las Marismas de Doñana, y también declaradas Parque Nacional, es un claro ejemplo de las graves amenazas que tienen la mayoría de los humedales. La sobreexplotación del acuífero 23 por la agricultura, agravada por los proyectos de extender los regadios, la contaminación por aguas residuales, o la canalización del río Cigüela marcan el negro destino de esta importante zona húmeda.

Si insuficiente es el estado de conservación de los humedales de importancia internacional el del resto de zonas húmedas españolas es lamentable. La falta de protección favorece el actual proceso de degradación de la mayoría de estas zonas húmedas y la consiguiente extinción de especies.

Especies en extinción

Actualmente una parte muy importante de las especies de fauna que se encuentran en peligro de extinción dependen de las zonas húmedas. Concretamente tres especies de peces, fartet, samaruc y espinoso, dependen casi exclusivamente de lagunas y marismas del levante español.

El samaruc es posiblemente el más escaso de todos los peces continentales ibéricos, estando distribuido principalmente por determinadas lagunas litorales del levante. En la actualidad una de sus principales amenazas es la destrucción de su hábitat por desecación de charcas y lagunas, igual que en el caso del fartet y el espinoso.

Las aves son sin duda el grupo más numeroso de especies afectado por la destrucción de las zonas húmedas, ya que casi la mitad de las especies que actualmente se pueden considerar en peligro de extinción dependen en mayor o menor medida de las zonas húmedas.

Especial mención merecen ocho especies de aves: avetoro, garcilla cangrejera, cerceta pardilla, porrón pardo, malvasía, águila pescadora, torillo y focha cornuda. Todas ellas se encuentran en peligro de extinción, entre otras causas por la alteración y progresiva degradación de las zonas húmedas.

La caza de aves acuáticas y la intoxicación de las aves al ingerir perdigones de plomo son otras amenazas ligadas a la falta de protección de los humedales.

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

h1

¡¡¡CAZA NO!!!

30 diciembre , 2017

Joaquin caza no

Fuente: https://twitter.com/joaquinaraujo/status/946638635432103936