Archive for 28 septiembre 2015

h1

Frase de Lemmy

28 septiembre , 2015

De la entrevista publicada en el último RUTA 66, nº 329
(septiembre 2015).

Lemmy 1

Anuncios
h1

Motörhead lanzan su propia línea de vibradores

24 septiembre , 2015

vibradores Motorhead

 Portalternativo

Motörhead, en colaboración con la marca de juguetes sexuales Lovehoney, han puesto a la venta una línea de dildos basados en la mítica banda que lidera Lemmy Kilmister, cuenta en CoS.

El propio Lemmy asegura:

«Una de las canciones de nuestro álbum debut se llamaba Vibrator así que algún día teníamos que tener el nuestro, ¿no? ¡Parece que ha merecido la pena!»

Los representantes de la marca aseguran que los vibradores «proporcionan la fuerza y placer que cabría esperar de ‘la banda más ruidosa del mundo’».

Afortunadamente Lemmy ya está recuperado de sus recientes problemas de salud por lo que, incluso, podrá probar el juguetito mientras está de gira.

h1

A La Olma de la Plaza

15 septiembre , 2015

La Olma

¡Olma querida de nuestra plaza!
Que sombra tus ramas daban
con aquel campanario triste
y aquellas alegres campanas.

Cuántas veces han llorado
tus hojas, de ver el llanto
y cuántas alegrías
cuando a misa repicaban
que empezaban por las vísperas
con un sonido de encanto.

¡Olma querida! Ya no hay campanas
ni campanarios, ni encanto,
también tú has envejecido,
pero sigues arraigada.

¡Cuántas generaciones
por tu sombra han pasado!
Ya no tocan las campanas
ni para vivos ni muertos
no tocan el esquilón
cuando alguno ha fallecido.

Campanario de mi pueblo
ya no tocas, ya no existes
con tu tono lastimero
que de dolor te temblabas.

¡Ay!, de aquellas campanitas
que nuestras almas alegraban
en las fiestas, en bautizos,
en bodas y procesiones.

Tus campanas nos alegraban
de eso… Ya no existe nada.
Sólo tú… ¡Olma querida!
¡Que lloras unas
generaciones ya pasadas!

¡Olma querida!
Cuántos recuerdos guardas,
aquel baile de Carnaval,
aquel San Millán bendito,
San Roque y San Antonio
que eran las fiestas del año.

Más tarde vinieron los toros
con sus buenos tablados
que algunos tenían dos pisos
que los hacía mi padre Eduardo.

¡Olma de aquellos años
Cuántas miradas te echábamos,
sobre todo con los toros,
que tu tronco era resguardo.
¡Todo aquello se acabó!

Hoy tiene unos bancos
alrededor de la olma
donde todos nos sentamos
por las fiestas del año.

¡Olma querida del pueblo!
Cuántos secretos guardas,
alegrías, muchas penas
que tus hojas han llorado.

Y se despidieron de ti
los de antes y los de ahora
y así seguirá la vida
con tu tronco arraigado.

Y algún día morirás…
Porque no eres eterna,
todo en la vida se va.
¡Cómo se van nuestros sueños…!

La que ha escrito este poema
es de las antepasadas
que recuerda con amor
la olma de sus años.

Por ANASTASIA ROJO MARTÍN
(1909-2003)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La Olma de Quintanilla de Abajo murió hace años, igual que la autora.