Archive for 31 agosto 2014

h1

Moncloa niega que Rajoy tuviese una erección abrazando al Apóstol Santiago

31 agosto , 2014

rajoy-abrazo-apostol_560x280

«Siempre lleva cosas pequeñas y puntiagudas en los bolsillos», asegura el Gobierno

ROKAMBOL NEWS
30 agosto 2014

El sospechoso semblante que adquirió el rostro de Rajoy en el momento de abrazar al Apóstol Santiago durante la visita de Angela Merkel se debe, según Moncloa, a la extraordinaria devoción que el presidente del Gobierno siente por el patrono de España y no al reflejo de ninguna reacción concupiscente de su virilidad. «Se turba solo de oír las campanas de la catedral de la Almudena», ha explicado Soraya Sáenz de Santamaría. «No es sexo sino admiración y sentido del deber para con España», añadió.

UPyD, sin embargo, cree que para cumplir con la tradición de abrazar al apóstol Santiago basta con un breve gesto simbólico del creyente, situándose en la espalda del Santo y pasándole una mano por el hombro. Al parecer, el presidente del Gobierno estuvo enviando al Apóstol una caja de bombones diaria durante las dos semanas anteriores a la visita, además de numerosos mensajes de móvil, entradas para el fútbol, noventa y siete docenas de rosas y un automóvil Lamborghini a estrenar.

José Bono y Teresa Fernández de la Vega han sido los primeros socialistas en mostrar su comprensión con el incidente y han confesado que el primero siempre se administra una ducha fría antes de restregarse con el Apóstol, y Fernández de la Vega suele pensar en Cristóbal Montoro en el momento álgido del abrazo.

Anuncios
h1

Woodstock, tres días que cerraron una década

15 agosto , 2014

01 Canal de Panamá

Agencia SINC

El festival de Woodstock no se celebró en Woodstock. Era allí donde estaba previsto pero la oposición de la gente del pueblo obligó finalmente a cambiar de escenario por una granja lechera de 2,5 km² en la ciudad de Bethel, a 69 km del emplazamiento original. Este pequeño contratiempo no impidió que este evento musical pasara a la historia como uno de los momentos clave para la cultura popular en la década de los sesenta del siglo pasado, convirtiéndose en todo un canto al amor, la tolerancia y la paz.

Se calcula que medio millón de personas se reunieron los días 15, 16, 17 y la madrugada del 18 de agosto de 1969 en torno a figuras legendarias del rock como Jimi Hendrix, Joan Baez, The Who, Joe Cocker o Carlos Santana en pleno apogeo del movimiento hippie con de la guerra del Vietnam y las drogas como telón de fondo. La organización esperaba 60.000 asistentes mientras que el número de personas que calculó la policía de Nueva York era 6.000. Se estima que unas 250.000 no pudieron llegar por el colapso que sufrió el tráfico de la zona.

Aunque las entradas costaban entre 8 y 18 dólares, durante las primeras horas se derribaron las vallas y el público pudo entrar libremente al recinto, convirtiendo el festival en un evento gratuito.

El festival se cerró con la interpretación de The star spangled banner de Jimi Hendrix a las 9 de la mañana del lunes 18 de agosto. Considerado uno de los mejores momentos del festival, apenas fue presenciado por una pequeña parte del público.

Woodstock se llegó a repetir en cuatro ocasiones: 1979 (Madison Square Garden de Nueva York), 1989 (en el emplazamiento original), 1994 (en Saugerties, Estado de New York) y 1999 (en Rome, Estado de New York).

h1

‘Thunderstruck’ por 2Cellos

14 agosto , 2014

El dúo violonchelista croata 2Cellos que hacen varias versiones de temas conocidos del pop-rock, en este vídeo versonean el tema de 1990 de AC/DC, Thunderstruck. Ambientado en el siglo XVIII, presenta un concierto formal que acaba revolucionándose (fiel reflejo de cómo acabo ese siglo).

h1

La bofetada a Justin Bieber

3 agosto , 2014

legolas ataca

¿Hay alguien que no se alegre de que al chaval le hayan calentado los carrillos?

Por JUAN GÓMEZ JURADO

Una noticia lleva los últimos días poniéndole pimienta a los informativos y caldeando las redes sociales: el bueno de Orlando Bloom dándole un guantazo a Justin Bieber en un restaurante de Ibiza. Los motivos son un poco indiferentes. Creo que tenía que ver con insultos a antiguas parejas. El caso es que Orlando le sobó el morro a Justin, que se fue del restaurante con el rabo entre las piernas, amenazando con demandas, etc. Lo habitual en alguien que cree que el mundo es suyo y se encuentra de bruces con la realidad, en forma de mano abierta en toda la cara.

Aquí es cuando debe comenzar mi acto de contrición. Porque, querido lector, la violencia es algo execrable, siempre. Todo conflicto puede, y debe, resolverse hablando. Dicho esto, y teniendo en cuenta que sólo ha sido una bofetada… ¿Hay alguien que no se alegre de que al chaval le hayan calentado los carrillos? Yo, desde luego, soy culpable. Lo admito.

Seamos sinceros, Justin Bieber tiene una hostia enorme. Monumental. Ha ido acumulando todas las que no le han dado sus padres en veinte años, guardándolas cual político comisiones en un banco suizo. Conduciendo borracho y estampando su Ferrari. Sonriendo en la foto de su arresto.

Afirmando que «no puede dejar de ser adorable». Insultando a camareras y personal de servicio de hostelería en repetidas ocasiones. Sacándose la chorrilla para mear en un cubo a la vista de todos los clientes de un restaurante, mientras mandaba «a tomar por culo» a una foto del ex presidente norteamericano Bill Clinton. Largándose de los sitios sin pagar. Atacando a los fotógrafos que le esperan a pie de calle. Pidiendo a sus guardaespaldas que le lleven a hombros a lo alto de la Gran Muralla China.

Llegando dos horas tarde a sus conciertos, haciendo que la mitad de la audiencia se tuviese que ir porque se habían pasado la hora de irse a la cama. Comprándose un mono capuchino y llevándoselo de gira, algo ilegal en muchos países y una clara violación de los derechos humanos. Diciendo que el aborto está mal incluso en casos de violación… «porque oye, todo pasa por una razón». Fumando marihuana, cuando eres el ídolo de millones de adolescentes. Diciendo que Anna Frank sería una fan suya, si viviese hoy en día, en la propia casa de la víctima del Holocausto, poniendo uno de los mayores símbolos de la verdad, la justicia y la inocencia, por debajo de su propio y descomunal ego.

Y cantando lo que canta. No perdamos eso de vista, por favor. El caso es que hace un par de días llega Orlando Bloom, pirata del Caribe y elfo, y le suelta un soplamocos, y el mundo entero sonríe. Los motivos —y el acto en sí— serán equivocados, pero… Qué sensación de paz queda tras leer la noticia. Qué tranquilidad, qué sosiego, qué calma.

El Norte de Castilla
2 agosto 2014